comics , literatura Lunes, 23 julio 2007

Varias de la FIL

fil.JPGFue una buena idea darse una vuelta por la Feria Internacional del Libro ayer: Marco Avilés presentó Día de visita (entrevistas desde el penal de Santa Mónica), la nueva estrella Daniel Alarcón pasó su último día en Lima y Arnie Hussid le dio el toque folclórico al asunto. No pude ir el sábado a hacer mi performance- protesta contra el insoportable Nik y dudo que el viernes pueda llevarle a Liniers todos sus cómics para que me los firme. No creo que regrese (aunque fácil mañana sí; ver 5).

Algunas impresiones rápidas:

1. Una vez más confirmé que la FIL, salvo honrosas excepciones, sólo sirve para ver qué pirata compraré la próxima vez que vaya al Centro de Lima y qué edición me pediré en mi próximo pedido a Amazon. Qué precios más caros… ¡y dicen que son de Feria! Ay, los impuestos. Blame PPK.

2. De todas formas, los libros de peruanos los sigo comprando en original, lo que ya es un sacrificio, teniendo en cuenta la cantidad de compatriotas que consiguen publicar. ¿Esto es un boom editorial o qué? Perú, país de poetas.

3. ¿Queda algún peruano que no haya escrito un libro ilustrado para niños?

4. Se está repartiendo gratis una muy buena edición de «Leer o morir«. Rescato, sobre todo, un elogio a Beto Ortiz, «con agudísimo ojo académico», de Fernando Rodríguez Mansilla:

Cualquier estudiante de literatura en Lima con pretensiones al respecto puede llamarse a sí mismo «escritor» o «poeta» a boca llena y ser reconocido como tal, partiendo del hecho de que su filiación académica lo inserta, virtualmente, en el circuito cultural de la ciudad. Fuera de dicho circuito, Ortiz ha tenido que bregar mucho para ser tomado en serio. (…)

La irreverencia que destila Ortiz desde el título mismo es otro de los puntales de su trabajo, el cual reniega absolutamente de todo ribete académico. En un ambiente literario de sólida base universitaria, inundado, según cada generación, de dudosos imitadores de Borges (los Borgesitos, ganadores eternos de Juegos Florales), de Cortázar (quién a los veinte años no buscó su propia versión de la Maga en los patios de Letras), de Bukowski (en las groseras traducciones españolas de Anagrama) y últimamente de Roberto Bolaño (los Bolañitos de estos días son una especie de Borgesitos recargados del siglo XXI), pretenciosamente experimentales y metaliterarios, Beto Ortiz reivindica lo pupular, incluso lo chabacano diríase, volviéndolo materia prima de su prosa, hace escarnio de la cultura elevada (lo cual demuestra que la conoce bien) y, más importante todavía, le falta respeto a la vocación literaria misma.

Por cierto, dicen las malas lenguas que Beto Ortiz ha preparado una sorpresa para este sábado.

5. Mañana martes, a las cuatro de la tarde, Leonardo Aguirre, quien en su momento fuera EL blogger, presenta el libro que publica con Matalamanga, la editorial del momento:

musaguirre.jpg

En la mesa de presentación estarán Alonso Alegría, Francisco Tumi, Augusto del Valle y Ezio Neyra.

6. Compren Dedo Medio, the next big thing.

Secured By miniOrange