blogs , comics , corrupción , fotos , periodismo , politica , violencia Domingo, 23 septiembre 2007

Imágenes: Fujimori en Lima

1190466152_g_0.jpg
file_200792295059.jpg
fotos encontradas en pepitaspuntocom

Muchos nunca creímos que esto fuera a suceder. Incluso por momentos pensamos que quizás sería mejor que ya no ocurriese, que se quedara por allá y no viniera a joder. Pero concuerdo con Fantomas:

Esto de bajar a tierra a un ex-presidente y recordarle que fue elegido para servir y no para servirse es un baño cívico alucinante y lustral con harta baba de caracol. Simbólicamente, si todo termina bien, muchos peruanos nos sentiremos como neonatos republicanos con piel de melocotón. No hay duda de que la justicia es la gran piedra sobre la que debe sostenerse todo lo que se ha venido llamando «reconciliación».

El blogger también se pregunta quién se encargó de propagar -por calles, plazas y redacciones periodísticas- la mentira de que los cuadernillos de extradición estaban mal hechos. Carlín le responde:

carlin22.JPG

Ojo, no fue sólo Valle Riestra, sino una maquinaria de opinólogos a sueldo (ya habrá tiempo de regresar a ellos) tratando de ponernos vaselina para que no hubiera mucha bulla si la extradición no se daba.

Por otro lado, vale recordar que juristas intachables ya habían notado que los cuadernillos eran suficientemente contundentes como para traer al Chino aquí. (Por cierto, he leido dos veces el fallo de la Corte Suprema de Chile y se lo recomiendo ampliamente a todo ingenuo que aún piense que «no hay pruebas». Pruebas hay. Y testimonios también. De hecho, hasta sobran. Hay tres casos -quince millones, allanamiento, chuponeo- en los que Fujimori no tiene excusa o coartada posible.)

Sigamos con las imágenes. En pospost advierten de la posibildad de un revival de la mugre de los diarios chicha. La advertencia está ilustrada con esta portada de La Razón:

portada_larazon.jpg

Pero los primeros divididos han sido los fujimoristas. La columna de Tobi resalta este párrafo de un sincero editorial de La Razón:

El traslado de Fujimori se produce en momentos en que sus partidarios se encuentran afectados por una crisis organizativa, a raíz del mal manejo de las contradicciones internas que precipitaron alejar al aparato movilizador encabezado por el ex ministro de Agricultura Absalón Vásquez y su estado mayor pensante entre quienes se encontraba el jurista Fernán Altuve.

Podríamos añadir en la lista de cuadros perdidos a Martha Chávez, la bonzo incinerada en las elecciones del año pasado y que se distanció ¿definitivamente? cuando Kenya quiso postular al Senado de su verdadero país.

Ayer, lo que queda del fujimorismo volvió a la carga y causó incidentes en el aeropuerto de Tacna y en la avenida Elmer Faucett:

foto REUTERS
foto: Reuters

Más allá de la sintaxis tarzanesca del cuadro, noten la presencia de niños en pleno bloqueo de la Faucett. De hecho, Luz Salgado y Martha Moyano tuvieron que ir a pedirles a los manifestantes -convocados por Keiko– que se lleven a sus hijos a otro lado.

Y hablando de fujimoristas…

135634.jpg

Vía -qué raro- RPP (que coloca la noticia en su sección «Religión»):

“¡Que pena! Contemplar un país polarizado y dividido, en que cada uno saca medias verdades para insultar al prójimo”, dijo el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne en su homilía dominical este 23 de septiembre.

¿»País polarizado y dividido»? Tampoco, tampoco. O sea, es indudable que existe un grupo de seguidores de Fujimori, pero según una encuesta de Apoyo citada hoy por Carlos Basombrío, «el 75% decía que la Corte chilena debía aprobar la extradición y el 72% que lo mejor para el Perú era que así fuese».

Sí, existe una oposición rabiosa a la extradición de Fujimori, pero hablar de un país «polarizado y dividido» -como dicen Cipriani y La Razón- es jugar al psicosocial. El caso es polémico e histórico, sin duda, pero no ha polarizado al país. Pocos son los que ha adoptado posiciones extremas.

Vamos, Fujimori fue causa de división hasta el 2000. Ahora ya no. Ya fue. Sostener, como sostienen Cipriani y La Razón, que actualmente el Chino polariza es jugar (intencional o tontamente) a favor de la politización de su juicio.

POSTDATA (6.15 pm): Destruyeron el Ojo que llora:

foto EFE
foto: EFE. Noten la pintura naranja.

Un grupo de doce personas llegó hasta el monumento ‘El ojo que llora’, en honor a las personas víctimas de la violencia interna, ubicado en el perímetro del Campo de Marte, distrito de Jesús María, y causó serios destrozos en su estructura, informaron medios locales.

En comunicación con la radioemisora CPN, el policía municipal, Pablo Quintana Gamboa, quien resultó herido por la turba, refirió que este grupo, conformada por cerca de doce personas, entre hombres y mujeres, le amenazaron con un arma de fuego y lo redujeron encadenándolo y haciendo que se arrodille.

Los desadaptados, manifestó el policía municipal, procedieron con combas a romper la piedra de la pileta principal y todas las piedras que están puestas alrededor, las cuales llevan inscritos los nombres de personas desaparecidas.

Lo dicho. Se busca crear la sensación de un país violentamente polarizado y, de paso, poner en aprietos al régimen. Si no reprime a estos grupúsculos, el gobierno será acusado de aliarse con el fujimorismo. Si los reprime, saltarán las acusaciones de «persecusión política».

Cuidado. Fujimori no polariza a la opinión pública, pero sí puede jaquear a la clase política.
Link: La crónica de su llegada (Perú.21)

Secured By miniOrange