Cholo soy y no me complazcas , comics Miércoles, 10 diciembre 2014

Hoy se presenta “Grumete Grau: Los violentos del Pacífico”… y así lo celebra Rafo León.

Grumete Grau  Portada Los violentos del Pacífico

Hoy tiene lugar una doble presentación del volumen 2 de “Grumete Grau”, un cómic para toda la familia que relata trepidantes aventuras de un Miguel Grau niño durante su primera travesía marítima a los 9 años. “Los violentos del Pacífico” es es subtítulo de este nuevo tomo editado por Vuk y que cuenta con un delicado prólogo de Rafo León que es todo un himno al espíritu de aventura y que, a continuación, reproducimos en exclusiva.

 

EL HÉROE NO LO SABE CUANDO ES NIÑO

escribe Rafo León

Los niños a los que la Historia transformará en héroes, no saben lo que les habrá de tocar. Son niños. Pero cuidado, no son pequeños comodones que andan agarrados de las faldas de la madre o la criada, gritando por un pedazo de dulce. Los niños que serán héroes en realidad lo son desde niños aunque no lo sepan. Sus historias personales desde la primera infancia demuestran una lucha contra las fuerzas hostiles del mundo adulto y una voluntad férrea por construir un universo propio, uno en el que a lo largo del tiempo sus posibilidades se desplegarán hasta que allí adentro, coronen con una hazaña lo que en realidad es una trayectoria de vida.

La literatura, menos que la mitología popular, contiene ejemplos paradigmáticos de esos niños prefigurados para la eternidad. Hay universales en la ficción occidental, como El Pequeño patriota paduano o El Pequeño vigía lombardo, ambos de Edmundo de Amicis, que inflamaron el espíritu de millones de adolescentes, cuando existían dos cosas que cada vez las hay menos: el hábito de la lectura y la búsqueda de la trascendencia. Hans Brinkel, el pequeño que al tapar con su dedo un agujero en un dique, salvó a Amsterdam de un aniego fatal, tiene su equivalente en Peter, un jovencito holandés que acometió la misma hazaña. Y en la pedestre vida diaria basta encender el televisor, a la hora de los noticieros amarillos, para ver casos conmovedores de pequeños que regresan a su casa en llamas para rescatar a un hermanito, o de pronto, hasta a su viejita mascota que ya casi no puede andar.

Tescua

El niño héroe-que-lo-es-y-no-lo-sabe, tiene su encarnación perfecta en Miguel Grau. Ya vimos en el Volumen Uno de la presente serie, cómo enfrentó con dignidad la separación de su madre y el viaje con un hombre extraño, su padre, al puerto norteño de Paita, a embarcarse como grumete en un barco ballenero.  Paita, puerto tropical, como todo puerto, patibulario y en algo feroz, tenía una inquilina también heroica: Manuelita Sáenz, la pareja de Simón Bolívar por ocho años, la libertadora del libertador, la quiteña aristocrática a la que la aristocracia limeña obligó a casar con un inglés soso, viejo y millonario, al que dejó a ojos cerrados para irse con el libertador, y cuando le preguntaban por qué lo hizo, respondía, en referencia al marido inglés: “No sonreía, y cuando reía no estaba viviendo”.

PAG 14 15_v02

Manuelita Sáenz y Bolívar en Grumete Grau – volumen 1

Pues bien, el pequeño Miguel pasa en el ballenero Tescua todas las peripecias que obligan a un niño de tierra a convertirse en un grumete, germen de hombre de mar. Hazañas, ritos crueles de iniciación, accidentes, la lucha que Herman Melville retrató en su metáfora grandiosa, Moby Dick, precisamente entramada con la historia del grumete Grau, esa que da cuenta de la dualidad que para el hombre de mar es el mar. Dice el niño Miguel, en el primer volumen: “Ese día descubrí que lo que tanto amaba, podía terminar también siendo mi tumba”. El mar.

Herman Melville

Continúa la épica personal y ya, ahora un tanto más externa, de Miguel Grau, en el Volumen Dos de la presente colección. Los ojos del mar. El niño de los mares. Proemios de lenguaje mitológico que van dibujándose hasta el momento en el que el enemigo no es un ser de otra especie ni la motivación, la sobrevivencia. Es la guerra: hombres contra hombre, por pedazos de tierra y océano.

Grumete Grau pirata baja

La leyenda de la Virgen de las Mercedes en Paita…

Va, pues, la segunda entrega de Grumete Grau, el niño de los mares, una feliz idea de Rodrigo Quijandría hecha realidad por Hernán Migoya. El equipo se completa con nuevos, extraordinarios, talentos jóvenes peruanos: Ricardo Montes, Rodrigo Villarreal, Annie Paitán, Giorgio Madueño, Gab Contreras.

Grumete Grau Darwin baja

En el vol. 2, Miguelito Grau meets Charles Darwin.

Las artes gráficas contemporáneas, con su aire de libertad y su desafío a los moldes tradicionales, nos permiten, como en el caso de esta historia/historieta sobre Miguel Grau, convertir a un héroe en un súper héroe, para así acercarlo más al mundo de los niños, quienes sienten satisfacción por todo aquel personaje que canalice sus inmensos deseos de devorarse el mundo. Grumete Grau pone el plato delante de ellos, y que coman con los dedos.

Grumete Grau 2 tortuga baja

Hoy miércoles 10 se celebra en Lima una doble presentación de “GRUMETE GRAU – Los violentos del Pacífico”. La entrada es libre:

  • 19.00 horas, Casa de la Literatura Peruana: Coloquio presentado por Mávila Huertas con Rodrigo Quijandría (creador de Grumete Grau), Hernán Migoya (guionista y coordinador de GG), Daniel Parodi (historiador) y Óscar Ferreyra (Director del Instituto de Estudios Históricos del Pacífico).
  • 21.00 horas, Cholo Art & Fun de Barranco: fiesta-celebración y mesa redonda sobre “Grumete Grau” moderada por Marco Sifuentes, con Rodrigo Quijandría, Hernán Migoya y el resto del equipo artístico, encabezado por el dibujante Ricardo Montes.
What Is a Buyer Specialist
porno a political theorist

Bespoke Post brought back its Weekender Bag
lesbian porn They need strong social

How to Find Gears for Steampunk Jewelry
black porn The ’50s brought midis

The Grades of Replica Designer shoes
porno loose that it droops

Kooba handbags are geared towards women of all ages
porno They can also flatter a plus size figure

fashion Chocolate Cake Recipes From Grandma’s Recipe Box
jogos de vestir approach guilty experience

Investing in American Real Estate While Serving in the US Military
jogos da barbie The company’s total revenue for 2012 was at zero dollars

Recycled fashion on a dime
large porn tube which advises on how to be a true lady