ciencia , comics , historia , noticias , viajes Martes, 24 marzo 2015

Aprovechamos que la cultura Moche se va de viaje a España para contarte un poco sobre ella

¿Cuántos reconocen este rostro?

Aia paec

Aia paec, el más bravo de los bravos, dios de dioses

¿Cuántos reconocen esta huaca?

Al primero que me diga que todas las huacas son iguales le mando a Aia Paec para que les tumbe el kiosco y les vuele la cabeza. Foto: costamar

Al primero que me diga que todas las huacas son iguales le mando a Aia Paec para que les tumbe el kiosco y les vuele la cabeza. Foto: costamar

¿Y cuántos reconocen este horóscopo?

Pakatnamu, brindando luz moche a la oscuridad del mundo. Foto: SOMOS

Pakatnamu, brindando luz moche a la oscuridad del mundo. Foto: SOMOS

Pues felicitaciones, tu conocimiento sobre la cultura moche alcanza los niveles del limeño promedio. Pero si te sientes un tanto corto respecto a detalles un poco más exactos (y un toque geeks) entonces este post es para ti.

Además: 200 piezas de la cultura moche, que hasta hace poco albergaba el Museo Larco, se encuentran actualmente en el CaixaForum de Barcelona y luego paseará por otras ciudades españolas. Garantizado que luego de leer esto vas a querer ir a visitarla cuando vuelva.

Lo que sabíamos

Como buen trujillano, mis visitas a las Huacas del Sol y de la Luna (foto de arriba) ocurrían una vez al año para ver exactamente aquello que las editoriales Norma, Santillana, Bruño y Océano reproducían en sus libros escolares solo que en vivo y en directo.

Información había, pero era difícil que cambiara y los principales atractivos para los niños eran los perros calatos que el INC recluye en huacas y los heladeros. Pero en el 2002, con la creación del Museo de Tumbas Reales de Sipán en la ciudad de Lambayeque (ubicada en el departamento del mismo nombre), gracias a Walter Alva la cosa mejoró.

Hasta ese momento solo teníamos el Museo Brünning, menos interactivo y un poco denso para escolares. Pero su atractivo principal eran todo el oro que acompañó al descubrimiento más importante del siglo pasado: el señor de Sipán, conocido por enterrar a todo su séquito -perro incluido- con él.

Lo cierto es que lo que más le agradaba el peruano norteño era proclamar la existencia de una cultura tan importante como la incaica y que había estado -casi literalmente- nadando en las riquezas que la zona le permitía tener.

Lo que ahora sabemos

Luego llegaron nuevos descubrimientos, casi uno y tras otro. La interpretación de los ceramos, por ejemplo, que ha decir de Ulla Holmquist, comisaria del expo que se muestra en Barcelona, “no son tanto recipientes como esculturas huecas, que son contenedores de mensajes y se pueden leer como un libro, que compensa la inexistencia de una escritura alfabética”.

Aia Paec pasó de ser el degollador ha ser más interpretado como el dios creador (o como dice Ulla “un héroe que es casi un Hércules mochica”). Pero eso no impide que Marvel lo haya retratado así para el arco de los Dark Avengers:

El dios moche en todo su esplendor. Foto: Marvel

El dios moche en todo su esplendor. Foto: Marvel

Y que luego Norman Osborn lo estilizara a manera de Spiderman:

¿No te dijimos que este post iba a ser medio geek también? Servido.

¿No te dijimos que este post iba a ser medio geek también? Servido. Foto: Marvel

Y con el perdón de quedar mal con los historinazis aquí solo reseñaré dos grandes descubrimientos y seré breve en detallarlos además. Para más info, no te vendría mal un paseo por La Libertad y Lambayeque:

  • El friso de la huaca de la Luna
La cosmología moche en un muro. Foto: UACH

La cosmología moche en un muro. Foto: UACH

Los amables guías de las huacas del Sol y de la Luna muestran con orgullo este friso que representa todo, absolutamente todo, lo que la cultura moche consideraba como suyo. Aquí no solo hay representaciones de los ya conocidos animales que aparecen en huacos y demás, sino que también vemos animales de otras regiones. Por ejemplo hay por ahí unos cuantos monos, lo que indicaría que comerciaban con amigos selváticos.

Pero no solo eso, también vemos la clásica dualidad moche: día, noche / muerte, vida / cielo, tierra representado en todo el friso. Ah, también aparece una mujer sacerdotisa al mismo nivel que el señor de Sipán. Esta mujer revolucionó todo lo que creíamos saber sobre los moche y es…

  • La dama de Cao
Oh sí, una mujer gobernante con tatuajes de serpientes. Foto: comunidad turismo y viajes

Oh sí, una mujer gobernante con tatuajes de serpientes. Foto: comunidad turismo y viajes

Sí, una mujer gobernante en el antiguo Perú. Way before it was democratic. Un game changer tan alucinante que la estructura de gobierno de los moche se ha tenido que repensar. No solo fue enterrada con toda la pompa fúnebre que amerita un gobernante (o sea, con toda su mancha) sino que también parecía cumplir el rol de sacerdotisa.

Si quieres una definición de novedad, la dama de Cao te la da.

***

Si el tema les afana podría preparar una segunda parte con muchas precisiones, pero en todo caso intenten viajar a cada uno de estos sitios arqueológicos para más información porque casi todos los días hay algo nuevo.